Articulaciones

Tendones

Músculo

Rendimiento

¿Qué necesitas para iniciarte en la escalada?

Para comenzar a practicar escalada, no solo es fundamental tener ganas, sino que además debes tener en cuenta una serie de requisitos como la concentración, los elementos de seguridad y su verticalidad. ¿Te animas? ¡Atento a nuestros consejos!

Comparte este artículo

Tipos de escalada

Este deporte se caracteriza por su versatilidad, ya que puedes practicarlo de forma tradicional, a través de diferentes relieves como paredes de piedra o laderas, ya sean artificiales o naturales, y con la ayuda de elementos de seguridad como bagas, clavos, cuerdas o fisureros.

Además de este, encontramos su versión más profesional, la escalada deportiva. En esta tipología encontramos una mayor dificultad y requiere de la compañía y seguimiento de personal profesional. A través de la escalada deportiva se reta a subir paredes equipadas previamente con anclajes fijos y siempre garantizando la seguridad de quien lo practica.

Beneficios

La escalada es un deporte que brinda numerosos beneficios al cuerpo. Mientras que en un gimnasio o con otros deportes puedes estar fortaleciendo solo un par de músculos o tres, la escalada pone en tensión a numerosos músculos de todo tu cuerpo. Por eso:

  • Aumenta la fuerza, siempre en relación al peso corporal.
  • Mejora la flexibilidad.
  • Mejora la resistencia.
  • Mejora el equilibrio.
  • Estimula la atención y la concentración.
  • Exige mayor movilidad en las articulaciones.
  • Tonifica brazos, piernas y abdominales.

¿Qué debes saber?

Como en todos los deportes, siempre comenzaremos calentando, haciendo especial hincapié en manos, pies y cuello. Recuerda que en este deporte los puntos de apoyo serán primordiales y que, por ello, haremos mucho esfuerzo en articulaciones concretas como la muñeca, el tobillo o la rodilla. De la misma forma que al inicio, recuerda que los estiramientos tras el ejercicio son tan importantes como los que se hacen previamente.

Al ser un deporte acíclico, los movimientos no se repetirán, por lo que el esfuerzo no será el mismo durante toda la práctica. Por este motivo, deberemos fijarnos en el tipo de gestualidad que tenemos, con lo que conseguiremos no solo más eficacia, sino más eficiencia.

Es muy importante también darle la importancia necesaria al descanso que podemos ejercer en ciertos momentos de la escalada. Aprovecha cada reposo, relaja los brazos y los hombros, y evitarás sobrecargarlos durante la práctica.

Por último, pero no menos importante, es muy importante mantener la concentración. La escalada puede considerarse casi un deporte de estrategia, por lo que evita cualquier distracción que pueda surgirte y mantén la mirada fija en tu objetivo final.

Si decides comenzar a practicar la escalada, ten en cuenta estos consejos. Estira, mantén la concentración, mejora tu elasticidad ¡y  cuida tus articulaciones!

Productos relacionados

Contenido relacionado

Actualidad

Últimas novedades

Entrevistas

Experiencias de la gente Siempre en Play

Nutrición

Mejora tu movilidad desde la alimentación

Ejercicios

Para prevenir, recuperar y mejorar