Articulaciones

Tendones

Músculo

Rendimiento

Protege tus rodillas y articulaciones durante la temporada de esquí

El esquí y el snow son los deportes de invierno por antonomasia. Cae la primera nevada del año y todo el mundo aprovecha para desempolvar sus esquís o su tabla de snow y coger el coche montaña arriba.

Comparte este artículo

¿Cuáles son los principales inconvenientes de los deportes de invierno?

Aunque no pueda parecértelo, tanto el esquí como el snow son deportes extremos por diferentes motivos, y todos ellos afectan a tus articulaciones. Te los explicamos a continuación:

  1. Circunstancias meteorológicas extremas: el frío puede provocar daños en nuestro organismo y nuestras articulaciones. Descubre más sobre cómo afecta el frío a nuestras articulaciones en .
  2. Caídas aparatosas: es frecuente en la práctica de este deporte de invierno sufrir caídas constantemente. Aunque no nos lesionemos, como sabes, al caer, nuestras articulaciones también sufren.
  3. Esfuerzo extra en rodillas: el descenso de la montaña, practiques uno u otro deporte, implica una gran flexión de piernas, concentración y firmeza, lo que se traduce en un gran esfuerzo de nuestras articulaciones, sobre todo de nuestras rodillas, que son las que más sufren en cada frenada, viraje o bache.

3 consejos para evitar lesiones

Si quieres evitar cualquiera de las lesiones que puedan ser provocadas por la práctica de estos deportes, debes tener en cuenta 3 principales factores:

  1. Material adecuado: en primer lugar, asegúrate de que tanto el casco, como la ropa y el calzado son los adecuados. Es decir, que te encajan bien y se ajustan con firmeza. Cualquier detalle en la ropa, por pequeño que parezca, puede librarte de un susto.
  2. Preparación física: tanto si tu nivel físico como tu experiencia en este deporte es baja, ¡no te arriesgues! Si tus capacidades son las necesarias para pistas rojas ¡ve a por ellas! Pero si lo son solo para pistas verdes ¡no te adelantes a tu nivel! No solo te librarás de provocarte daños innecesarios, sino que, además, ¡lo pasarás mucho mejor!
  3. Comprueba la nieve y el entorno: puede que las pistas estén abiertas pero que, sin embargo, la nieve no sea la adecuada. Échale un primer vistazo y asegúrate, ¡no todas las nieves son iguales!

Teniendo en cuenta esta serie de consejos e inconvenientes deberías poder cuidar de tus rodillas y articulaciones a la vez que disfrutas del invierno, el frío y tu deporte favorito. Que el frío no te pare ¡y mantente #SiempreenPlay!

Productos relacionados

Contenido relacionado

Actualidad

Últimas novedades

Entrevistas

Experiencias de la gente Siempre en Play

Nutrición

Mejora tu movilidad desde la alimentación

Ejercicios

Para prevenir, recuperar y mejorar