Articulaciones

Tendones

Músculo

Rendimiento

Las articulaciones

Las articulaciones son las áreas o puntos de unión entre dos o más huesos. La mayor parte de las articulaciones son móviles, es decir, que permiten el movimiento de los huesos. A continuación veremos una breve explicación de las partes que componen la articulación, y qué funciones cumple cada una.

Comparte este artículo

Los huesos están a su vez recubiertos de cartílago, que juega un papel fundamental en el óptimo funcionamiento de la articulación. El cartílago forma una superficie de fricción lisa y deslizante que permite una correcta movilidad, amortiguación y transmisión de fuerza entre los huesos.

La membrana sinovial es un tejido que envuelve la articulación, “encerrándola” en la cápsula de la articulación. Esta membrana segrega líquido sinovial al interior de la capsula con el fin de lubricarla.

articulación de la rodilla

articulación de la rodilla

Los tendones son estructuras de tejido fibrilar que actúan de puente funcional entre el músculo y el hueso. El movimiento es la función primordial del tendón, ya que esta se encarga de transmitir la energía generada por los músculos para mover la articulación.

Los ligamentos vienen a ser bandas o “tiras” de tejido conectivo duro y elástico que rodean la articulación para sostenerla y limitar sus movimientos.

Finalmente, el músculo es un tejido constituido por un complejo entramado de fibras proteicas y sus principales funciones son la contractibilidad y la elasticidad.

 

Imagen superior: Oleksandr Malysh/Shutterstock.com

Productos relacionados

Contenido relacionado

Actualidad

Últimas novedades

Entrevistas

Experiencias de la gente Siempre en Play

Nutrición

Mejora tu movilidad desde la alimentación

Ejercicios

Para prevenir, recuperar y mejorar