Articulaciones

Tendones

Músculo

Rendimiento

6 ejercicios para prevenir el dolor de espalda

Muchas horas de pie o en la oficina y algún que otro sobreesfuerzo. No hacer caso de las molestias  de espalda, puede llegar a tener repercusión en nuestra columna vertebral.

 

Comparte este artículo

No es ningún secreto que la prevención es la clave para evitar muchos de nuestros dolores. Puesto que en cualquier movimiento interviene la espalda, dedicar unos minutos diarios a ella puede ahorrarnos lesiones en el futuro. A continuación, te damos una lista de ejercicios donde sólo necesitarás una esterilla y un poco de voluntad. ¿Preparado?

  • Tumbado en el suelo boca arriba, eleva las piernas en un ángulo de 90º sin doblarlas. Sitúa los brazos en cruz con las palmas de las manos mirando al techo. Alza el cuello hasta que la barbilla toque el pecho mientras expiras. Al repetir varias veces el ejercicio, irás viendo como la musculatura posterior va cediendo.

 

  • Sitúate contra la pared con los pies alineados con las caderas. Acerca a la pared toda la curva lumbar y desliza los pies hacia adelante lentamente. Es importante que la espalda esté recta y alineada. Cuando sientas tensión abdominal, aguanta la postura un minuto mientras respiras lentamente. Relájate y repítelo tres veces

Combate el dolor de espalda

  • Acuéstate boca arriba con las rodillas flexionadas y la planta de los pies apoyada en el suelo. Apretando el abdomen, eleva la pelvis hasta alinear las piernas con la columna. Mantén la postura durante treinta segundos y relaja de nuevo. ¡Repite tres veces.

 

  • A partir de la postura de inicio anterior, contrae la zona abdominal y rota suavemente las rodillas de lado a lado. Lo óptimo es tocar el lateral del muslo con el suelo en cada movimiento. Si haces tres series de veinte repeticiones, puede ser un gran comienzo.

 

  • Túmbate bocabajo y sitúate con las piernas y los brazos extendidos. Es importante estirar el cuerpo de punta a punta. Contrae el abdomen y eleva poco a poco el tronco superior mientras elevas las piernas. Tu cuerpo estará arqueado y trabajarás la zona lumbar. Cuanto más eleves, más trabajarás. Así que… ¡repítelo quince veces!

 

  • Para terminar, sitúate bocabajo con las palmas de las manos a la altura de la cara y los brazos pegados al tronco. Contrae el abdomen y eleva el cuerpo apoyándote sobre las puntas de los pies y los codos. Es muy importante que los codos estén alineados con los hombros. Mantén la postura treinta segundos y repítelo tres veces, como mínimo.

 

 

Con un poco de motivación y unos minutos al día de ejercicio, puedes dejar de sufrir pequeñas molestias que, a la larga, pueden desencadenar en una lumbalgia. Combina los ejercicios y aumenta la intensidad progresivamente. ¡Notarás los resultados en pocas semanas! Así que ya sabes, prevé el dolor de espalda y mantente Siempre en Play.

 

Productos relacionados

Contenido relacionado

Actualidad

Últimas novedades

Entrevistas

Experiencias de la gente Siempre en Play

Nutrición

Mejora tu movilidad desde la alimentación

Ejercicios

Para prevenir, recuperar y mejorar